fr en es pt
astronomia
    rss astronoo
 

Eclipse de Luna

¿ Qué un eclipse de la luna?

 Traducción automáticaTraducción automática Categoría : eclipses
Actualización 01 de junio 2013

Los eclipses de la Luna son unas ocultaciones de la Luna por la Tierra mientras que los eclipses de Sol son unas ocultaciones del Sol por la Luna. Esta concordancia celeste frecuentemente observada le permitió al hombre antiguo darse cuenta de la redondez de la Tierra.
Los eclipses de la Luna son observables en los mismos instantes bajo el mismo aspecto desde todos los lugares en la superficie de la Tierra, desde que la Luna está por encima del horizonte y que el cielo no es enmascarado por nubes. La Luna gira alrededor de la Tierra y vuelve frente al Sol en 29 j las 12 horas 44m 2,9 por término medio. Este período es la revolución sinódica o la lunación. Comprobamos fácilmente observando la Luna a simple vista que su forma y su posición en el cielo se modifican día tras día.
Este fenómeno de las fases lunares es debido a la variación de las posiciones relativas de la Luna, del Sol y de la Tierra, y al hecho de que la Luna misma no emite luz sino refleja la que recibe del Sol. Lo que hace que se ve que la parte alumbrada que hace frente a la Tierra. Hay 'Luna llena' cuando el disco lunar es completamente alumbrado, estar situada la Luna en oposición del Sol.

 

Un eclipse de la Luna se produce cuando el Sol, la Tierra y la Luna son casi alineados, en esta orden.
Hay pues eclipse de la Luna en el momento de una Luna llena.
Cuando el eclipse es total, la Luna penetra a diferentes momentos en los conos de penumbra y de sombra dibujados por la Tierra en oposición del Sol.
Si la Luna se desplace alrededor de la Tierra en el mismo plano que la Tierra alrededor del Sol, el plano de la eclíptica, habría un eclipse de la Luna a cada Luna llena, pues cada 29,5 días.
De hecho el plano orbital de la Luna y el plano de la eclíptica hacen un ángulo medio de 5° 9'.
Esto hace que las alineaciones de los tres astros pueden producirse sólo si la Luna se encuentra muy próxima del plano de la eclíptica (por otra parte es por la razón que este plano ha sido llamado así).
Los eclipses de la Luna, si son menos espectaculares que los eclipses de Sol, son en cambio visibles en todos los lugares donde el astro está por encima del horizonte, es decir sobre un poco más de la mitad de nuestro planeta.
No es raro observar varios cada año.

 eclipse de luna

Esquema de principio

    

Imagen : Esquema de principio de un eclipse de la Luna : trayectoria de ésta a través de los conos de sombra y de penumbra de la Tierra.
Dentro del cono de sombra, el Sol es totalmente escondido por la Tierra y la oscuridad de la Luna es completa.
En el cono de penumbra, el Sol queda en parte visible y la luminosidad de la Luna es solamente atenuada, esto ya que se acerca al borde del cono de sombra.

 eclipse de luna

Desarrollo del eclipse

    

El principio del eclipse comienza cuando la Luna entra en la penumbra de la Tierra (la entrada a la penumbra, aunque tuviera un sentido geométrico preciso, es prácticamente indiscernible a simple vista). A partir de este instante, la Luna pierde poco a poco de su brillantez. La entrada a la sombra es el principio del eclipse parcial. Tan pronto como la Luna comienza a penetrar en el cono de sombra de la Tierra, una escotadura sombría, cada vez más importante, progresivamente esconde el disco lunar ya empañado, no a ahorrador pronto más que una media luna clara (si el límite de la sombra es muy nítido a simple vista, le es mucho menos en un par de gemelas, un anteojo o un telescopio). La coloración característica rojiza de la parte sombreada, se vuelve perceptible a favor de la atenuación de pedazo de la parte alumbrada, y se acentúa hasta enmascaramiento completo de nuestro satélite en la sombra de la Tierra.
En el momento del eclipse total por la sombra de la Tierra, la Luna es en este instante totalmente sumergido en la sombra de nuestro planeta sin desaparecer por eso completamente. En efecto, la Luna débilmente alumbrada por los rayos de luz refractas por la atmósfera terrestre, se engalana de una coloración soberbia y rojiza que va de rojo cobrizo al rojo sombrío.
Como máximo del eclipse, la Luna está en el cono de sombra de la Tierra, pero nada particular les permitirá a los observadores darse cuenta de eso. El fin del eclipse total por la sombra de la Tierra se produce cuando la Luna comienza a dejar el cono de sombra de la Tierra. A partir de este instante, una media luna clara, cada vez más grande, progresivamente invade el disco lunar todavía empañado, no ahorrador pronto más que una escotadura zozobra. La coloración característica rojiza de la parte sombreada poco a poco se atenúa hasta la salida completa de nuestro satélite de la sombra de la Tierra.

 

Es el fin del eclipse parcial cuando la Luna deja totalmente el cono de sombra de la Tierra. A partir de este instante, la Luna progresivamente se libra del cono de penumbra y encuentra toda su brillantez, que maravilla nuestros ojos (por las mismas razones que por la entrada, el observador tiene la impresión de que el eclipse se acaba bien antes de la salida de la penumbra que es indiscernible).

Imagen : Fotografía de la entrada  de la sombra de la Tierra en la Luna.

éclipse

 éclipse

Imagen : Fotografía de la salida  de la sombra de la Tierra en la Luna.

La Luna eclipsada es todavía visible

    

Es interesante observar que en el corazón del eclipse la Luna no desaparece, aunque se encuentra en la sombra de la Tierra.
Esto es debido a nuestra atmósfera que encorva los rayos de luz que lo atraviesan y que, por otro lado, difunden más el azul que el rojo.
Resulta de eso que rayos de Sol vienen para alumbrar la Luna cuando está situada en el cono de sombra, y cuando estos rayos son portadores de una luz más bien roja, de donde el tinte rojizo de la Luna.
Este tinte puede ir del bermellón más claro hasta el pardo más sombrío, siguiendo la cantidad de impurezas presentes en la atmósfera y de la distancia de la Tierra a la Luna.
Acabemos precisando que, como cada uno lo sabe, se pueden mirar la Luna a simple vista sin peligro, contrariamente al Sol.
Podremos pues seguir las diferentes fases del eclipse a simple vista o mejor con gemelas u otro instrumento para distinguir la desaparición y la reaparición de los principales detalles del relieve lunar.

 

Imagen : Fotografía de la Luna cuando está oscurecida por la sombra de la Tierra.

 Fotografía de la Luna cuando está oscurecida por la sombra de la Tierra
           
1997 © Astronoo.com − Astronomía, Astrofísica, Evolución y Ciencias de la Tierra.
Contact    Mentions légales
La atmósfera de la Tierra desde el espacio
Atmósfera de la Tierra
desde el espacio...
 
conjunciones en un cielo de verano
Conjunciones en
un cielo de verano...
 
lentille gravitationnelle
Ilusiones de las
lentes gravitacionales...